Carne de Videoclub – Episodio 10 – Terminator 1 y 2 (1984 -1991)

Hay cuatro películas claves en mi historia cinéfila, por un lado Blade Runner, por otro Curso de 1999 y finalmente el binomio de Terminator 1 y 2. Lo curioso es que todas están ambientadas en un futuro apocalíptico más oscuro que le sobaco de un Wookie y que en todas hay ciborgs… y si miro el resto de pelis que me han influenciado por “h” o por “b” todas contienen algún tipo de robot o ciborg (Sin embargo A.I. o Inteligencia artificial en “spanish” me parece un tordo de mucho cuidado…)
¿¿Tendre alguna parafília robótica??
Mientras mi Psiquiatra lo decide, sigamos.
En el año 1984 apareció el peliculón que tenemos a bien de comentar en esta ocasión, yo gastaba por aquellos días 3 añazos bien echados… por lo que hasta que los señores de Canal 9 (viva la madre que os parió en los 90) no la programaron, yo sabia más bien poco de la película aunque por aquellos años ya había entrado alguna imagen suelta de la misma a mi cabeza a través de pequeños resúmenes televisivos y se había fijado a fuego en mi corruptible cerebro (con Jean Michelle Jarre paso lo mismo, y así he salido…)
Desde aquella lejana noche se convirtió en mi película de cabecera y puedo haberla degustado una centena de veces sin exagerar.
La versión de Cels Piñol fue inmejorable en “The Kostantin Saga”
 
Poco después apareció la segunda parte y ya fue el apocalipsis propiamente dicho.
Una filosofia de vida, el “No Fate” y una desconfianza total hacia todas las maquinas más avanzadas que un sacacorchos se instauraron en el modo de de vida de una generación que lo flipábamos con cualquier cosa protagonizada por Schwarzenegger (…y si he tenido que mirar en google como coño se escribe).
Todos habíamos visto películas de Robots, pero como esto no había nada, un malo que era prácticamente indestructible, los buenos tenian un carisma embriagador, camisetas de Public Enemy, Synth Pop y Hard Rock guiaban ambos films alejados de las bandas sonoras “blandengues” de otros films de Sci-Fi… La primera era magistral, pero es que la segunda era “cojonuda”.
Usarían un pentium 3 para hacer el efecto… pero era la hostia
29 años han pasado y seguimos disfrutando de esta saga como el primer día.
Utilizando micros hechos con vasos de detergente, y grabando en un walkman modificado por las interacciones que Skynet pudiera intentar para evitar que grabáramos este podcast nos volvemos a juntar en la base de la resistencia el equipo habitual:
Roberto Garcia T-800, David Webb “Connor”, Juan Sanchez T-X, Isaac Gomez T-1000, Angel Codon T-1000.000 y Domingo Dark Vinyl “Reese”.

Que James Cameron os pille “confesaos”

 

Mediafire:

Quedan 1 segundo para que dejéis de mirarme a los ojos y me mireis el pito…

Chavales tirar a escuchar Carne de Videoclub

Carne de Videoclub – Episodio 10 – Terminator 1 y 2 (1984 -1991)

Hay cuatro películas claves en mi historia cinéfila, por un lado Blade Runner, por otro Curso de 1999 y finalmente el binomio de Terminator 1 y 2. Lo curioso es que todas están ambientadas en un futuro apocalíptico más oscuro que le sobaco de un Wookie y que en todas hay ciborgs… y si miro el resto de pelis que me han influenciado por “h” o por “b” todas contienen algún tipo de robot o ciborg (Sin embargo A.I. o Inteligencia artificial en “spanish” me parece un tordo de mucho cuidado…)
¿¿Tendre alguna parafília robótica??
Mientras mi Psiquiatra lo decide, sigamos.
En el año 1984 apareció el peliculón que tenemos a bien de comentar en esta ocasión, yo gastaba por aquellos días 3 añazos bien echados… por lo que hasta que los señores de Canal 9 (viva la madre que os parió en los 90) no la programaron, yo sabia más bien poco de la película aunque por aquellos años ya había entrado alguna imagen suelta de la misma a mi cabeza a través de pequeños resúmenes televisivos y se había fijado a fuego en mi corruptible cerebro (con Jean Michelle Jarre paso lo mismo, y así he salido…)
Desde aquella lejana noche se convirtió en mi película de cabecera y puedo haberla degustado una centena de veces sin exagerar.
La versión de Cels Piñol fue inmejorable en “The Kostantin Saga”
 
Poco después apareció la segunda parte y ya fue el apocalipsis propiamente dicho.
Una filosofia de vida, el “No Fate” y una desconfianza total hacia todas las maquinas más avanzadas que un sacacorchos se instauraron en el modo de de vida de una generación que lo flipábamos con cualquier cosa protagonizada por Schwarzenegger (…y si he tenido que mirar en google como coño se escribe).
Todos habíamos visto películas de Robots, pero como esto no había nada, un malo que era prácticamente indestructible, los buenos tenian un carisma embriagador, camisetas de Public Enemy, Synth Pop y Hard Rock guiaban ambos films alejados de las bandas sonoras “blandengues” de otros films de Sci-Fi… La primera era magistral, pero es que la segunda era “cojonuda”.
Usarían un pentium 3 para hacer el efecto… pero era la hostia
29 años han pasado y seguimos disfrutando de esta saga como el primer día.
Utilizando micros hechos con vasos de detergente, y grabando en un walkman modificado por las interacciones que Skynet pudiera intentar para evitar que grabáramos este podcast nos volvemos a juntar en la base de la resistencia el equipo habitual:
Roberto Garcia T-800, David Webb “Connor”, Juan Sanchez T-X, Isaac Gomez T-1000, Angel Codon T-1000.000 y Domingo Dark Vinyl “Reese”.

Que James Cameron os pille “confesaos”

 

Mediafire:

Quedan 1 segundo para que dejéis de mirarme a los ojos y me mireis el pito…

Chavales tirar a escuchar Carne de Videoclub

Un comentario a Carne de Videoclub – Episodio 10 – Terminator 1 y 2 (1984 -1991)

  • Rafael P.  says:

    ¿Qué se puede decir de estas dos míticas entregas y que conforman una saga en sí (por supuesto que descarto todo lo que se ha hecho después)?
    La primera vez que vi Terminator era un niño, la vi en el vídeo comunitario y luego la alquilamos en casa 2 ó 3 veces más. A mí y a mis colegas del bloque nos tenía flipados. Tanto era así que nos la sabíamos de memoria y en el parque jugábamos a recrear la película entera. Mi hermano, como era grandote, tuvo la suerte de tocarle el papel de Terminator. Yo tenía papeles menores, entre ellos el perrito que ladra a Chuarche cuando va a matar a la primera Sarah Connor. La escena final, con el robot persiguiéndolos por la fábrica, me ponía los pelos de punta, especialmente la escena en la que ellos intentaban cerrar una puerta y al fondo, por el pasillo, se veía al T-800 llegar cojeando para cogerlos. Esa escena era tan tensa para mí que me daba auténtico pavor, lo pasaba mal.
    Terminator 2 la vi por primera vez bastante tiempo después de su estreno. Recuerdo que de primeras no me llamaba la atención la idea de un robot hecho de mercurio de termómetros. Pero como el propio Chuarche diría en “El último Gran Héroe”, eso fue un “grave error”. Finalmente la vi en casa de un amigo y casi se me desencajó la mandíbula de lo que aluciné con la película. Desde que empieza hasta que acaba. Y sí, al final casi solté la lagrimita. Una película espectacular, de guión, de efectos… de todo. Efectos por cierto que a día de hoy creo que no han envejecido nada mal, no es como le ha pasado a muchas otras películas. Sigue siendo impresionante de ver.
    Como escenas favoritas me quedaría con:
    Terminator 1: el tiroteo en el Tech Noir y la parte en la que el casero le pregunta al Terminator si tiene un gato muerto en la habitación y él le contesta su mítico “Jódete ,imbécil”
    Terminator 2: Cuando el T-800 saca la vulcan y dispara a todos los policías sin herir a ninguno.
    Nada más que añadir (a no ser que me olvide algo, que es muy seguro), pero en este caso lo más apropiado es decir que “Volveré”.

Responder

Puedes usar etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuteco