Carne de Videoclub – Episodio 20 – Especial Cine Deportivo

Con tan solo 3 años un cabrón o cabrona desalmad@ me robo en mi primer día de colegio mi cartera de Sport Billy en la que salía en mencionado Billy conduciendo un coche de formula 1, creo que fue ese día el que me di cuenta que cualquier relación en mi vida con el deporte y derivados seria algo meramente ocasional. Pese a ello pasaron los años y como todo chaval de los 80 me aficione a jugar en el colegio a jugar al “moje”, a coleccionar álbumes de cromos de la liga, a intentar colar canastas pese a ser un tapón y a jugar partidos de fútbol. En aquellos años la fiebre de los monopatines, eso de “skate” quedaba para los americanos, pego muy fuerte en España y entro en mi vida y en la de mis compis del cole “Trashin. Patinar o morir” la primera película de deportes que me llamaría la atención, y una de las que más me gustan de todos los tiempos, con ese ambientazo ochentero que tanto echamos de menos.

¿¿Rencoroso yo??… NoooOooooo…. algún día

 De una manera u otra fueron pasando ya fuera vía videoclub o vía televisión una retahíla interminable de cintas que nos inculcaban valores de compañerismo, superación y deportividad y en unos pocos casos hasta se veía alguna “teteja” que siempre era bienvenida…

Entre todas ellas una sobre una cazadora con poderes que dotaba al que la vestía cualidades atléticas sobrehumanas es de esas que se me quedaron grabadas y que nunca volví a pillarla en televisión, sin embargo “truños como puños” del calibre de Space Jam siempre los repetían una y otra vez…

Hostias y tetas, el binomio infalible de los 80

Los patos poderosos nos descubrieron el Hockey, en los blancos no la saben meter aprendimos palabrotas e ironías del más alto nivel, todos deseamos convertirnos en hombres lobos y meter canastas como Michael J Fox, hicimos piruetas, patadas voladoras y gritos al estilo de “y mi Kimono ¡¡KIAAAA!!” en la piscina consecuencia directa de empachos “3×500” maratonianos a base de Karate kid, Karate Kimura y Kick Boxer. Fuimos somos y seremos pura carne de videoclub.


Te huelen los pies…Arghhh

En una ocasión más… y las que nos quedan… nos volvemos a reunir frente a los micros para rememorar, y desvariar en ocasiones, con todas aquellas joyas cinéfilas deportivas que nos hicieron saltar de emoción en el salón de casa en el último segundo del partido.

Alineación: Juan Sánchez, David Webb, Ángel Codón, Roberto García, Gossman y como arbitro Domingo Dark Vinyl.

Ivoox: http://www.ivoox.com/carne-videoclub-episodio-20-especial-audios-mp3_rf_2736686_1.html

Carne de Videoclub – Episodio 20 – Especial Cine Deportivo

Con tan solo 3 años un cabrón o cabrona desalmad@ me robo en mi primer día de colegio mi cartera de Sport Billy en la que salía en mencionado Billy conduciendo un coche de formula 1, creo que fue ese día el que me di cuenta que cualquier relación en mi vida con el deporte y derivados seria algo meramente ocasional. Pese a ello pasaron los años y como todo chaval de los 80 me aficione a jugar en el colegio a jugar al “moje”, a coleccionar álbumes de cromos de la liga, a intentar colar canastas pese a ser un tapón y a jugar partidos de fútbol. En aquellos años la fiebre de los monopatines, eso de “skate” quedaba para los americanos, pego muy fuerte en España y entro en mi vida y en la de mis compis del cole “Trashin. Patinar o morir” la primera película de deportes que me llamaría la atención, y una de las que más me gustan de todos los tiempos, con ese ambientazo ochentero que tanto echamos de menos.

¿¿Rencoroso yo??… NoooOooooo…. algún día

 De una manera u otra fueron pasando ya fuera vía videoclub o vía televisión una retahíla interminable de cintas que nos inculcaban valores de compañerismo, superación y deportividad y en unos pocos casos hasta se veía alguna “teteja” que siempre era bienvenida…

Entre todas ellas una sobre una cazadora con poderes que dotaba al que la vestía cualidades atléticas sobrehumanas es de esas que se me quedaron grabadas y que nunca volví a pillarla en televisión, sin embargo “truños como puños” del calibre de Space Jam siempre los repetían una y otra vez…

Hostias y tetas, el binomio infalible de los 80

Los patos poderosos nos descubrieron el Hockey, en los blancos no la saben meter aprendimos palabrotas e ironías del más alto nivel, todos deseamos convertirnos en hombres lobos y meter canastas como Michael J Fox, hicimos piruetas, patadas voladoras y gritos al estilo de “y mi Kimono ¡¡KIAAAA!!” en la piscina consecuencia directa de empachos “3×500” maratonianos a base de Karate kid, Karate Kimura y Kick Boxer. Fuimos somos y seremos pura carne de videoclub.


Te huelen los pies…Arghhh

En una ocasión más… y las que nos quedan… nos volvemos a reunir frente a los micros para rememorar, y desvariar en ocasiones, con todas aquellas joyas cinéfilas deportivas que nos hicieron saltar de emoción en el salón de casa en el último segundo del partido.

Alineación: Juan Sánchez, David Webb, Ángel Codón, Roberto García, Gossman y como arbitro Domingo Dark Vinyl.

Ivoox: http://www.ivoox.com/carne-videoclub-episodio-20-especial-audios-mp3_rf_2736686_1.html

Un comentario a Carne de Videoclub – Episodio 20 – Especial Cine Deportivo

  • Rafael P.  says:

    Mucho cine deportivo hay, la verdad, pero Cine (con mayúsculas) hay poco. Se suele pensar casi de inmediato en Rocky, y con razón. De mis primeras opciones también está Evasión o Victoria, que a pesar de no ser yo muy fan del fútbol, es una película que me encanta, con un buen reparto además y un final de ésos de dar escalofríos de lo chulo que es.

    Teen Wolf, tanto la uno como la dos, Somos los mejores y un largo etcetera de productos de la Disney con los que acabas creciendo. Hoy día siguen haciendo, claro, pero si me preguntaras, creo que tardaría un buen rato en poder decirte alguna a bote pronto. Por algo será…

Responder

Puedes usar etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuteco