Carne de Videoclub – Episodio 16 – Rocky La saga (1976-2006)

No tengo ni puñetera idea de cuando entró Rocky en mi vida, es una de estas sagas de película que las recuerdas desde que tienes uso de razón, pese a ello tarde mucho tiempo en ver una integra, al menos conscientemente y todo por culpa de una de esas películas que me trague en mi más tierna infancia alquilada del videoclub por mis padres. Dicho engendro de película que me dejo alejado de los peliculones de Sly durante tanto tiempo fue “El Campeón”, uno de esos dramas que a mi madre tanto le gustaban por que daban mucha pena y todo era malrollero y que yo como tierno infante consideraba como el peor de los castigos. No se cuantos litros de lágrimas soltaría el niño ese rubio que me caía fatal, pero se tuvo que deshidratar seguro, ni cuando me pinchaban a mi con las vacunas lloraba tanto… bueno o si…

 

A ver como le cuento ahora al crio el final de verano azul con Chanquete…

 

Por suerte poco a poco mi trauma fue pasando y el Semental Italiano entro por fin en mi vida. De forma muy desordenada, como tocaba el los 90 fui viendo (creo que gracias a Tele 5) cada una de las películas con intervalos de años entre unas y otras, excepto la de Ivan Drago que la vi mucho tiempo después. Coincidió la aparición de la WWF con mi reciente llegada al universo Rocky así que no es difícil imaginar que pese a ser el más canijo de mi clase y de los chavales con los que jugaba en la calle que nunca evitara una representación ficticia (por suerte) de dichos combates, aunque en alguna ocasión si que llegue a sufrir alguna sillita eléctrica… (cabrones).

Para mi uno de los mejores momentos de la saga es sin duda la aparición de mi admirado Hulk Hogan, momento en el que pensé que se iba a terminar la historia de-fi-ni-i-va-men-te. Pero sorprendentemente Rocky el “Monigote” ganó al Supermacho.

 

¿¿Por que no podemos ser amigos??

 

Sin duda fue la última parte la que ya con unos añazos fui a degustarla al cine y reactivo mi pasión a la historia del púgil más famoso del celuloide. Rocky Balboa y su discurso a su hijo es simplemente un subidón en los días en que estas más chungo y necesitas echarle redaños (o cojones u ovarios según el caso) a la vida.

Tras revisionarla en prácticamente 3 días me reencuentro con el equipo infalible de Carne de Videoclub integrado en esta ocasión por: Roberto “Drago” García, Angel “Lang” Codón, Juan “Creed” Sanchez, Gosman “Thunderlips”, David “Gunn” Webb y yo mismo Domingo “Dixon” Vinyl para enfrentarnos durante 15 asaltos sin tregua y dos horas y pico de pasión por un Ítalo-estadounidense que nunca dice que no a ponerse a repartir un par de “guantás” cuando hace falta.

Ivoox:
http://www.ivoox.com/carne-videoclub-episodio-16-rocky-audios-mp3_rf_2356103_1.html

Carne de Videoclub – Episodio 16 – Rocky La saga (1976-2006)

No tengo ni puñetera idea de cuando entró Rocky en mi vida, es una de estas sagas de película que las recuerdas desde que tienes uso de razón, pese a ello tarde mucho tiempo en ver una integra, al menos conscientemente y todo por culpa de una de esas películas que me trague en mi más tierna infancia alquilada del videoclub por mis padres. Dicho engendro de película que me dejo alejado de los peliculones de Sly durante tanto tiempo fue “El Campeón”, uno de esos dramas que a mi madre tanto le gustaban por que daban mucha pena y todo era malrollero y que yo como tierno infante consideraba como el peor de los castigos. No se cuantos litros de lágrimas soltaría el niño ese rubio que me caía fatal, pero se tuvo que deshidratar seguro, ni cuando me pinchaban a mi con las vacunas lloraba tanto… bueno o si…

 

A ver como le cuento ahora al crio el final de verano azul con Chanquete…

 

Por suerte poco a poco mi trauma fue pasando y el Semental Italiano entro por fin en mi vida. De forma muy desordenada, como tocaba el los 90 fui viendo (creo que gracias a Tele 5) cada una de las películas con intervalos de años entre unas y otras, excepto la de Ivan Drago que la vi mucho tiempo después. Coincidió la aparición de la WWF con mi reciente llegada al universo Rocky así que no es difícil imaginar que pese a ser el más canijo de mi clase y de los chavales con los que jugaba en la calle que nunca evitara una representación ficticia (por suerte) de dichos combates, aunque en alguna ocasión si que llegue a sufrir alguna sillita eléctrica… (cabrones).

Para mi uno de los mejores momentos de la saga es sin duda la aparición de mi admirado Hulk Hogan, momento en el que pensé que se iba a terminar la historia de-fi-ni-i-va-men-te. Pero sorprendentemente Rocky el “Monigote” ganó al Supermacho.

 

¿¿Por que no podemos ser amigos??

 

Sin duda fue la última parte la que ya con unos añazos fui a degustarla al cine y reactivo mi pasión a la historia del púgil más famoso del celuloide. Rocky Balboa y su discurso a su hijo es simplemente un subidón en los días en que estas más chungo y necesitas echarle redaños (o cojones u ovarios según el caso) a la vida.

Tras revisionarla en prácticamente 3 días me reencuentro con el equipo infalible de Carne de Videoclub integrado en esta ocasión por: Roberto “Drago” García, Angel “Lang” Codón, Juan “Creed” Sanchez, Gosman “Thunderlips”, David “Gunn” Webb y yo mismo Domingo “Dixon” Vinyl para enfrentarnos durante 15 asaltos sin tregua y dos horas y pico de pasión por un Ítalo-estadounidense que nunca dice que no a ponerse a repartir un par de “guantás” cuando hace falta.

Ivoox:
http://www.ivoox.com/carne-videoclub-episodio-16-rocky-audios-mp3_rf_2356103_1.html

Nuteco