Carne de Videoclub – Episodio 14 – El Señor de las Bestias (1982)


Estoy seguro que la primera vez que vi esta película fue tirado en el suelo de mi casa con una toalla y que la emitieron a media tarde en Tve 1. Años aquellos en los que los calores del verano evitaban que te fueras ha hacer el zángano por ahí con la bicicleta o el balón, por no hablar de las dos horas de digestión “obligatorias” antes de poderte reincorporar al servicio activo de buzo que se convertía cualquier rato de verano en el que hubiera un volumen suficiente de agua cercano en el que zambullirte.

Así también me metía yo en el agua hasta que se me quedaran los dedos “arrugaos”

Revisionar “El Señor de las bestias” es viajar con el recuerdo y la imaginación a aquellos días en los que la magia, brujos y guerreros formaban parte de nuestro imaginario cotidiano, héroes y heroínas que nos hacían soñar con un mundo en el que el bien siempre prevalecía al mal.

Seres asombrosos, amigos increíbles y animales de leyenda… otra que me viene rápidamente a la cabeza es de las primeras pelis que tengo recuerdo “El lago del dragón de fuego”, otra joya ambientada en mundos fantásticos.

En pocas películas encontramos tantos personajes carismáticos,  y de los que nos gustaría saber que más les ocurre, una pena que en las posteriores secuelas se lo pasaran todo “por el forro”.

Con un periquito también me había conformado la verdad…

Poco más que reseñar, simplemente proponerte que de nuevo vuelvas a unirte a nosotros, le des al play y viajes a aquella época en que los únicos problemas eran que en tu casa solo había una tele y tu padre a mediodía quería ver las motos y tú “David el Gnomo”

Nuevamente Roberto García, Juan Sanchez, David Webb, Angel Codón (en diferido) y yo mismo Domingo Dark Vinyl nos ajustamos el taparrabos para volver a vivir una nueva aventura durante aproximadamente hora y media de metraje.

Carne de Videoclub – Episodio 14 – El Señor de las Bestias (1982)


Estoy seguro que la primera vez que vi esta película fue tirado en el suelo de mi casa con una toalla y que la emitieron a media tarde en Tve 1. Años aquellos en los que los calores del verano evitaban que te fueras ha hacer el zángano por ahí con la bicicleta o el balón, por no hablar de las dos horas de digestión “obligatorias” antes de poderte reincorporar al servicio activo de buzo que se convertía cualquier rato de verano en el que hubiera un volumen suficiente de agua cercano en el que zambullirte.

Así también me metía yo en el agua hasta que se me quedaran los dedos “arrugaos”

Revisionar “El Señor de las bestias” es viajar con el recuerdo y la imaginación a aquellos días en los que la magia, brujos y guerreros formaban parte de nuestro imaginario cotidiano, héroes y heroínas que nos hacían soñar con un mundo en el que el bien siempre prevalecía al mal.

Seres asombrosos, amigos increíbles y animales de leyenda… otra que me viene rápidamente a la cabeza es de las primeras pelis que tengo recuerdo “El lago del dragón de fuego”, otra joya ambientada en mundos fantásticos.

En pocas películas encontramos tantos personajes carismáticos,  y de los que nos gustaría saber que más les ocurre, una pena que en las posteriores secuelas se lo pasaran todo “por el forro”.

Con un periquito también me había conformado la verdad…

Poco más que reseñar, simplemente proponerte que de nuevo vuelvas a unirte a nosotros, le des al play y viajes a aquella época en que los únicos problemas eran que en tu casa solo había una tele y tu padre a mediodía quería ver las motos y tú “David el Gnomo”

Nuevamente Roberto García, Juan Sanchez, David Webb, Angel Codón (en diferido) y yo mismo Domingo Dark Vinyl nos ajustamos el taparrabos para volver a vivir una nueva aventura durante aproximadamente hora y media de metraje.

2 comentarios a Carne de Videoclub – Episodio 14 – El Señor de las Bestias (1982)

  • Añoranza | alfilodelatontuna  says:

    […] adicionales. Un espacio donde tienen cabida desde “Tiburón” (Jaws, 1975) hasta “El señor de las bestias (Beastmaster, 1982), desde “Batman” (1989) hasta “Atrapado en el tiempo” (Groundhog day, […]

  • Rafael P.  says:

    Hola de nuevo!
    Reconozco que El señor de las bestias es una de esas películas que vi de pequeño, disfruté y que luego le perdí la pista durante bastante tiempo. No es la típica película que le gusta emitir a la televisión, así que hasta muuuuchos años después no la volví a ver. Al haber pasado tantos años entre medias, la película la disfruté, pero claro, ya eres más consciente de errores que de otra manera habrías pasado por alto.

    La primera vez que la vi era yo un niño y recuerdo perfectamente que al día siguiente en el colegio me grabé en la palma de mi mano el mismo símbolo que llevaba Dar. Qué decir que como de pequeños éramos tan guarretes, el símbolo me duró varios días Jejeje

    De aquel entonces recuerdo pocas cosas: el tigre negro, los hurones (y sobre todo la muerte de uno de ellos), el símbolo de la mano… Vamos, que cuando la volví a ver era prácticamente como si la viera de primeras. Incluso la genial escena de Tanya Roberts en el agua se me había olvidado, lo que demuestra que de niño las películas se ven con otros ojos. Por supuesto que ésa es ahora mi escena favorita, como la de casi todo el mundo 😉

    De El señor de las bestias 2, que también la he visto, sólo recuerdo que no guardaba continuidad con la primera, que se iba al presente y que salía James Avery, el tío Phil de El príncipe de Bel Air.

    Y de la tercera entrega nada que decir, ya que hasta que escuché vuestro podcast no tenía ni idea de su existencia. La verdad es que me dan ganas de buscarla para verla, pero me echa para atrás el que sé que va a ser bastante bodrio. Quizás algún día me decida, quién sabe…

Responder

Puedes usar etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuteco