5 películas (Entre tantas) que no verías en la misma habitación que tus padres

Ya sea o fuere por mantener tu imagen de persona equilibrada, evitar las situaciones embarazosas y los silencios incómodos acaecidos por las escenas de sexo explícito, o evitar que tus padres te llevaran al psicólogo o directamente te mandaran interno a algún colegio de monjas/curas, cierto número de películas (más amplio número del que debería) se quedaban fuera de las sobremesas españolas o simplemente eran descartadas por tu madre al grito de “quita eso que es basura”.

1: BRAINDEAD (Tu madre se ha comido a mi perro)

braindead

Si a tu madre le dices que “el que ha hecho la película es el mismo que luego hizo a los enanillos esos tan graciosos que iban de acá para allá con un anillo” nunca se lo creería. Pero esto fue así, Braindead, es una de las películas más gore de la historia del cine y a su vez de las más divertidas del género, donde encontramos actrices patrias como Diana Peñalver conocida en la época por su participación en El Lute (camina o revienta), fue dirigida por un entonces imberbe Peter Jackson.

Bajo la premisa de la relación opresiva entre una madre y su hijo y la aparición de una chica que comienza una relación sentimental con este, nadie podría esperar que el argumento derivara a que tras recibir la madre el mordisco de un mono-rata de sumatra, mientras espiaba a la pareja en un zoo, se desencadenara un episodio de Zombificación y como consecuencia final la escena más sangrienta vista hasta en momento en una película.

Altas dosis de humor y varias piscinas llenas de sangre evitarían que para amenizar la tarde el día del cumpleaños de tu abuela os sentárais en torno a la película mientras devorais una tarta de fresa.

2. “La pasión turca”  o como Ana Belen se lo pasa de puta madre.

La pasión turca (1994) 3

Curiosamente esta es de las que tu madre si vería a solas o con tu padre. Una película de Vicente Aranda basada en una novela de Antonio Gala (el señor este del bastón que mea Chanel nº5) bañada en ese aire un tanto sórdido-erótico-festivo-muy serio apartado de las “familiares” películas de Pajares, Esteso u Ozores donde el humor suavizaba el tono de la escena al aparecer una teta o un “felpudillo”.

En ella una Ana Belén con el nivel de hormonas afín a un adolescente pajillero, insatisfecha en su relación de pareja se enamora de un señor llamado Yaman en su visita a Turquía, acaeciendo un conglomerado de escenas eróticas donde mordeduras de labio y agarrar muy fuerte las sábanas es la tónica general.
Una de tantas películas españolas “serias” donde el erotismo se muestra de manera tan incómoda que verla en otra compañía que no fuese tu pareja, o un bote de crema de manos y paquete de Klinex, conseguiría situaciones tensas familiares donde el comentario más jocoso seria del tono… ¿habrá visto esto Víctor Manuel?

3. Karate a muerte en Torremolinos 

Karate a muerte en torremolinos

Calificada en su contraportada como la peor película de la historia del cine español, y no es una falsa promesa de esta auténtica castaña (en el buen sentido de la palabra o no…), donde el desvarío generalizado, unos infectos efectos especiales y un argumento escrito en una servilleta de bar dan como resultado lo más imprevisible, una película que pese a ser una mierda como un rascacielos es bastante más entretenida (en las condiciones adecuadas de compañía y ebriedad) y recordada que muchas superproducciones de Hollywood.

Como protagonista encontramos a “El Malaguita” que ya aparecería en Torrente 1 como uno de los ayudantes de Santiago Segura experto en artes marciales. Aquí da buena muestra de sus nulas capacidades y aptitudes como actor y aún más como galán de cine. Sin embargo esa combinación de cutrerío generalizado, su respeto nulo a las reglas del cine junto con la aparición de personajes carismáticos (por decir algo) como: Jocántaro, los zombies Karatecas o los Surferos Católicos consiguen que mientras tus padres pensarían que mejor hubiera sido no buscarte cuando te perdiste en el Pryca en el 89, tu la puedas disfrutar de manera considerable.

4.Tarzan X 

tarzan_x

Si tu madre viera esta portada en el videoclub, rápidamente imaginaría la típica película romántica donde un salvaje Tarzan se enamora perdidamente de Jane, una chica de ciudad modosita e indefensa que se pierde en la selva, y viven una tórrida historia de amor y pasión en parajes idílicos y paradisíacos. Realmente tu madre no estaría demasiado desviada del argumento básico si no fuera por que el galán es el italianísimo Rocco Siffredi, la damisela Rosa Caracciolo, el director el archiconocido Joe D’Amato y esta una de las primeras versiones/parodias porno de la historia. Lo curioso es que los dos protagonistas están casados y tienen 2 hijos pese a que el señor Rocco se haya pasado posteriormente por la piedra a ciento y la madre en cada uno de sus films.

Del argumento no hay mucho que contar… simplemente que puedes asistir a 2 horas de folleteo variado en escenarios naturales con unos legendarios actores de porno en su mejor momento. Lo más cachondo de la historia es que más de uno y una se habrá encontrado esta u otra del estilo escondida en el armario de sus padres.

5. “Nadie conoce a Nadie” o vaya puta mierda de película.

Nadie_conoce_a_nadie-432078592-large

La película perfecta para que la próxima vez que le digas a tus padres que te vas a juntar con unos colegas a jugar a Rol te digan que tengas cuidado, no vayas a matar a alguien. Ya que tus padres no verán que no solo es una película extremadamente mala, sino que además pensarán que es un documental 100% fiel a la realidad (aún más si se lo ponen en Telecinco en horario Prime Time), por lo que tener que aguantar la patética actuación de Eduardo Noriega no será nada en comparación a los continuos comentarios cargados de sentencias variadas sobre el peligro de los juegos de ordenador y de los juegos de rol que tus “benditos” padres arrojarán en retahíla hacia ti, pese a que te hayas sacado una oposición, estés casado y con tres hijos o rondes los 50, ya que tu siempre serás su pequeñ@.
La película es un truño como un puño… poco más que decir, fin.

Seguramente tú tengas muchas más en tus vivencias personales que nunca verías con tus padres ya sea por que tu madre siempre acaba llorando ante cualquier hecho “bonito y romántico” o que tu padre siempre termina soltando comentarios del tipo “a esta le daba yo candela pero bien…”. Todas ellas puedes comentarlas y reseñarlas aquí abajo que para algo tienes la zona de comentarios.

Y recordad: la próxima vez que os sentéis frente a la tele con vuestros padres… acordaos de mí.

Fdo. Domingo Dark Vinyl

2 comentarios a 5 películas (Entre tantas) que no verías en la misma habitación que tus padres

  • Agustin  says:

    Muy bueno el artículo.

  • Calamity Sito  says:

    Básicamente me sería más fácil hablar de películas que puedo ver con mi familia o mi mujer, por su reducido número, que del resto. Así que sólo decir que muy buen artículo, y que evidentemente se queda corto 😉 Un saludo desde Alabama!!

Responder Cancel reply

Puedes usar etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuteco